CompartirShare on Facebook15Share on Google+0Tweet about this on Twitter0
Antonio Bonilla posando junto al mural que recopila eventos históricos de El Salvador ubicado en CIFCO.

Antonio Bonilla posando junto al mural que recopila eventos históricos de El Salvador ubicado en CIFCO.

El próximo 16 de enero se conmemoran 25 años del fin de la guerra civil salvadoreña, la cual terminó tras una mediación de las Naciones Unidas en un esfuerzo para democratizar la sociedad y dar garantía a la preservación de los derechos humanos en El Salvador.

A las puertas de que nuestro país cumpla 25 años de paz, son varias las expresiones manifestadas por salvadoreños que pretenden mantener viva la
memoria histórica de este conflicto el cual marcó un antes y un después en nuestra sociedad.

Una de esas expresiones es el mural de 12 metros de largo y 15 de ancho que se ubica en una de las paredes exteriores del Pabellón Centroamericano en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones de El Salvador (CIFCO). Esta obra fue inaugurada en el año 2012 como “un hermoso regalo al pueblo salvadoreño” que aborda el difícil proceso que el país vivió durante el conflicto armado para alcanzar la paz y rinde homenaje al exarzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero.

Antonio Bonilla es el artífice de esta memorable obra denominada “Alegoría de la guerra civil y los Acuerdos de Paz” que se complementa con otra obra de su autoría ubicada en el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán (MUNA) llamada “200 años de lucha por la emancipación en El Salvador”. Ambas develadas en el marco de la celebración  del Bicentenario del Primer Grito de Independencia de Centroamérica y el 20 aniversario de los Acuerdos de Paz de Chapultepec.

Bonilla es considerado uno de los principales exponentes del muralismo en El Salvador, en sus obras recoge décadas de sufrimiento de todo el pueblo, pero también la fe, esperanza y voluntad de un El Salvador que anhelaba la paz y que luchó por ella.

El artista plástico Antonio Bonilla junto a Mario Castillo, crítico de arte que actualmente forma parte de la Gestión Cultural de la Universidad de El Salvador.

El artista plástico Antonio Bonilla junto a Mario Castillo, crítico de arte que actualmente forma parte de la Gestión Cultural de la Universidad de El Salvador.